domingo, 18 de septiembre de 2011

Buceando he encontrado

¿Por qué buscar?

Si desde la sombra de mi ventana te veo pasar; si desde que me levanto hasta que me acuesto no siento nada; si desde que no busco no paro de encontrar. Dime morena por qué no dejo de pensar en ti; por qué mi piel te echa de menos; por qué el sabor salado de tu sudor no empapa ya mis sabanas; por qué el faro que alumbraba mi cayuco se ha apagado y ando a ciegas.

Que las palabras naden en internet, que buceen en un mundo de unos y ceros; que de entre todos los servidores nadie te sirva, que desde que amanezca hasta que anochezca sepas que siempre estarás aquí, y que te guardo un trozo de mi almohada para siempre.